Noticias


Las nuevas (y no tanto) IPAs chilenas

23 de Diciembre, 2015

Publicado en: Artículos Catas Cultura Noticias Opinión

Ha pasado harto lúpulo bajo el puente durante los últimos, digamos, cinco años cuando se trata de IPAs. Bastante. Nos juntamos con el maestro cervecero de Kaf, Álvaro Leiva, y tratamos de identificar los factores en nuevas etiquetas y otras no tanto (pero que sí han cambiado sus recetas). Los resultados, más abajo.

IPAs chilenas

Antes, hablar de IPAs era casi sinónimo de cervezas bien maltosas y de un amargor pesado, terroso. En una palabra: recetas pastosas, complicadas de tragar. Pero con la llegada de etiquetas internacionales algo pasó. Pasó que todos nos dimos cuentas de lo amplio del estilo, que podía abarcar perfiles vegetales, frutales, tropicales y herbales. Mucho de eso tuvo que ver con la variedad de lúpulos usados y, en la misma línea, el trabajo con la carga de malta.

Como sea, la escena cambió. Y mucho. En calidad y cantidad de IPAs disponibles. Por eso, y aprovechando el estreno y relanzamiento de algunos ejemplares nacionales, juntamos cuatro de estos exponentes para tratar de hacer un escaneo del estado en que se encuentra la industria chilena en materia de IBUs y lúpulos.

*En esta minicata participó como cómplice Álvaro Leiva, cabeza y gurú de Cervecería Kaf, quienes –por si no lo sabían– han sido pioneros en cultivar su propio lúpulo. Ad hoc.

Kross IPA / 6,5º / 90 IBU

La más vertical de las cuatro. En este relanzamiento la Kross IPA se desmarca con ganas de su edición 2013 para tomar una veta donde el amargor se vuelve protagónico, sin espacio para roles secundarios. Dueña de un perfil vegetal y lupulado unidireccional, aquí tenemos una receta hecha para hop heads.

Tübinger Hoppiness IPA / 6º / 60 IBU

Una IPA a la chilena. Y eso significa equilibrio en el conjunto, sin apostar por ningún extremo. Hay lúpulo (de tono bien tropical), malta y amargor, pero cada uno puesto en partes iguales. Se hecha de menos más definición en cada una de esas aristas para así lograr una mejor identidad total.

Kaf Indian Pale Ale / 6º / 66 IBU

Más boca que nariz. De esta forma se presenta la IPA de Kaf versión 2015. De hecho comienza con una nota a choclo cocido y apenas un toque de fruta, sin mucho más. Al probarla entrega un punto dulce y, con mayor fuerza, un amargor rudo y vegetal. Firme, sí. Larga, también. Falta de expresividad, por supuesto.

Guayacán India Pale Ale / 6,5º / 50 IBU

Equilibrada, redonda y elegante al mismo tiempo. Eso se explica por la definición que demuestra en cada una de sus partes, acotadas e integradas al resto. Hay aromas a mango, damasco, toque herbal y especias. Dulzor y amargor empatados. Final en loop. Buen debut para empezar a entender el estilo.

Sobre el autor

TomoCerveza on FacebookTomoCerveza on InstagramTomoCerveza on Twitter
TomoCerveza
TomoCerveza
Nos tomamos la cerveza. En serio.
Comunidad de amantes de la cerveza. Buscamos potenciar el mercado cervecero chileno desde el 2010. Los invitamos a participar.

Relacionados

Tu opinión

En este espacio puedes dar tu opinión. Siempre manteniendo un clima de respeto y buen trato a los demás.
Cualquier comentario que no siga esta norma, será eliminado.