Noticias


Concurso y Festival Brasileiro da Cerveja: una gran experiencia

28 de Abril, 2016

Publicado en: Columna Eventos Internacional Noticias

Más de 200 cervecerías y casi 1500 etiquetas, exclusivamente de Brasil, son algunos de los números que reflejan la magnitud de este certamen que ya lleva cuatro años de desarrollo. A solo meses de la Copa Cervezas de América, resulta una buena instancia para conocer cuáles son las tendencias de esas latitudes.

Concurso y Festival Brasileiro da Cerveja

Blumenau es la ciudad más alemana de Brasil. Más del 60% de su población de 300 mil habitantes es de descendencia alemana (rubios altos con apellidos alemanes), aunque solo el 1% domina el idioma. Aquí también se fundó la primera cervecería en Brasil, la Cervejaria Feldmann, en 1876, hoy un museo abierto a público. Hay más de 10 cervecerías artesanales en Blumenau, desde la gran pionera de 2000, Eisenbahn (ya no considerada artesanal por ser parte del grupo japonés Kirin) y Bierhoff, hasta más chicas como Das Bier y Container. Al caminar por sus calles uno respira una curiosa y agradable mezcla de aire entre tropical brasileño y alemán de siglos pasados. Y en cada canto del pueblo se oye, se ve y se siente la cerveza como parte intrínsica de la cultura.

Es muy propicio entonces que acá se celebre el Festival y Concurso Brasileiro da Cerveja, el más grande del país y, desde este año, el más grande del continente. Son impresionantes sus números de crecimiento: de tan solo 40 cervecerías y 200 etiquetas en 2013 (su primer año), hoy alberga a 222 cervecerías y 1469 etiquetas, lo que los ubica en las grandes ligas de los mayores festivales del mundo, solo detrás de WBC y GABF (ambos de EE.UU.) y AIBA (Australia). Y se admiten exclusivamente cervezas brasileñas que estén a la venta.

Concurso y Festival Brasileiro da Cerveja

Todo esto ha sido obra de un puñado de brasileñas entusiastas de la cerveza, partiendo por la organizadora jefa Amanda Reitenbach, ingeniera química, maestra cervecera, sommelier de categoría mundial y fundadora del Instituto Science of Beer en Florianópolis. Ella fue secundada por las muy expertas Fernanda Meybom (jueza Copa Cervezas de América de 2015), Daiane Colla, Agatha Frade, Marina Vasconcelos y Camila Schroeder.

Personalmente, como soy alemán y brasileño, fue una gran alegría visitar la ciudad que más une a esas dos culturas. Y como cervecero y juez BJCP fue un inmenso honor haber sido invitado como juez a este megaevento y compartir con pares de gran calibre, entre ellos los belgas Luc de Raedemaeker (director de Brussels Beer Challenge) y Carl Kint (el paladar más prodigioso de los concursos mundiales de los últimos 10 años), el italiano Simonmatia Riva (actual campeón mundial de sommeliers de cerveza), aparte de nuestros compatriotas Jaime Ojeda y Ricardo Solís. De los 51 jueces eramos 24 extranjeros y 27 brasileños.
Concurso y Festival Brasileiro da Cerveja Para contar un poco de las sesiones de cata: fuimos colocados en mesas de tres jueces, con cada mesa evaluando un promedio de 10 cervezas por flight y 30 por sesión, con cinco sesiones en total. Había poco tiempo para catar y evaluar, por lo que primaba la evaluación simultánea de todas las cervezas del flight. Las tres mejores de cada flight pasaban a la siguiente ronda. Así hasta la última ronda en la que los tres jueces de cada mesa teníamos que elegir cuáles merecían medalla y determinar oro, plata o bronce. Todo estrictamente a ciegas, cada cerveza se identifica por su número nada más. Aún así, el Best of Show (las mejores medallas de oro y plata) se determinó solo por jueces extranjeros para evitar que los jueces brasileños pudieran reconocer alguna.

He podido catar de todo: algunas con defectos (en los primeros flights) hasta algunas de clase mundial. Lo que más sorprendió fue la gran cantidad de cervezas añejadas en barrica, y casi todas excelentes. Algo que nos falta bastante en Chile. Mención aparte las cervezas con ingredientes típicos brasileños que tuvieron su propia categoría (Brazilian Beers) por primera vez en la guía BA (Brewer´s Association). Ganó una stout añejada en barricas de Tumburú (madera amazónica). La Best of Show, y consecuente mejor cerveza de todo el concurso, fue una Flanders Red Ale de la marca Maniba, lo que tiene mérito adicional por la reticencia natural de los jueces belgas de premiar a una cerveza estilo belga no hecha en Bélgica.

En total hubo 59 medallas de oro, todas excelentes. Destaco la Reserva 05 de Dama Bier (Piracicaba), una dark blend añejada en barrica por seis meses; la Perigosa Baby de Bodebrown (Curitiba), una session IPA frutada de 3.8°; DUM Petroleum, una british-style imperial stout; la Tupiniquim Ich Bin Ein BerlinerMaracujá Weisse; Coruja Coice Strong Ale, entre otras.

Esperamos ver a la mayoría de estos ganadores en la Copa Cervezas de América de este año, y así comparar notas cómo han evolucionado las cervezas brasileñas en relación a las nuestras. Sin duda podemos aprender bastante de ellos.

Concurso y Festival Brasileiro da Cerveja

Sobre el autor

Christoph Flaskamp
Christoph Flaskamp
Socio fundador y director de Tübinger / Cervecería Principal S.A

Relacionados

Tu opinión

En este espacio puedes dar tu opinión. Siempre manteniendo un clima de respeto y buen trato a los demás.
Cualquier comentario que no siga esta norma, será eliminado.