Noticias


Cata de BrewDog

9 de marzo, 2012

Publicado en: Artículos Catas Internacional Noticias Opinión

Por lo menos en Chile, y en buena parte del mundo, BrewDog es la microcervecería de moda. ¿Hay sustento más allá de su jugada gráfica, potentes mensajes y agresivo marketing? Las respuestas, aquí mismo.

BrewDogA BrewDog la conocimos en julio de 2011 durante una cata de pale ales. Y fue un golpe. Una bofetada. Una Punk IPA y una Hardcore IPA fueron suficientes para notar que aquí había algo distinto. Corte. Diciembre del mismo año y este último exponente aparece como número uno de la Guía de la Cerveza 2012. No era casualidad, entonces.

Así, BrewDog sale del anonimato para al poco tiempo estar en las góndolas de Jumbo y empezar a ganar fama en el mundo cervecero local, también por su estampa rebelde y osada. Por todo eso, una cata más extensa y en profundidad a parte de su portafolio se hacía necesaria. Nos juntamos con Fabián Duarte, uno de sus distribuidores, y destapamos cinco variedades. ¿Cuáles?

BrewDog 77 Lager-Lager 77, 4,7º, 35 IBU
La única perteneciente a la familia de las lagers. Es correcta, muy balanceada, pero le falta el toque que hace que BrewDog destaque en otros estilos. Tiene notas a lúpulo y malta, más una boca seca que también incorpora un toque frutal. Podría pasar por una pilsner sin problemas.

BrewDog 5 AM Saint-5 A.M. Saint, 5º, 35 IBU
De apariencia —y tal como se anuncia en la etiqueta—, una amber ale. Pero solo eso. Al destaparla empiezan a llegar señales de que aquí el aporte del lúpulo se viene en buenas dosis: aromas a frutas tropicales (mango, maracuyá, pomelo), lychee y algo de té. Apenas hay un punto dulce, que luego avanza hacia un amargor avasallador, exquisito y bien integrado (a pesar de tener el mismo IBU que la 77 Lager). Regusto a caramelo. Buena receta, aunque atípica en el estilo.

BrewDog Punk IPA-Punk IPA, 5,6º, 68 IBU
Esta es la cerveza que, si existiera un mundo ideal, tomaríamos todos los días. Día tras día. Aromaticamente es un regalo: claras y definidas notas a maracuyá (sí, maracuyá) más otro tanto de pomelo. Frutal, como un chicle. Y lo que se siente en boca va por la mísma línea junto a un amargor bien puesto, finísimo y elegante. Muy sabrosa. Y muy fresca.

BrewDog Hardcore IPA-Hardcore IPA, 9,2º, 150 IBU
Nombre ad hoc para un exponente que lo tiene todo. En serio. De apariencia: espuma apretada y fina carbonatación en slow motion. En nariz: una mezcla compleja que adelanta lo que se viene, asomando recuerdos a caramelo, resina, flores y frutas. Y qué boca: densa, licorosa, comienza sutilmente dulce —como un amaretto— y llega a un amargor potente que complementa lo anterior. Sus 9,2º de alcohol apenas se sienten, graficando lo bien armada de esta gran receta. Al final queda un regusto a frutos secos y un amargor en loop. Va y vuelve, va y vuelve. Puro sabor, pura complejidad. Tremenda.

BrewDog Alice Porter-Alice Porter, 6,2º, 50 IBU
En esta cata fue, por lejos, el punto más bajo. Sin ser un mal ejemplar, sencillamente no está a la altura de sus pares. Se trata de una cerveza en tonos oscuros, similares al café, que desprende aromas a vainilla, coco y un fondo de cacao. Hasta ahí todo bien, pero luego en boca resulta bastante dulce (sin un amargor que la equilibre), además de tener una carbonatación algo punzante para el estilo y final corto. Digamos que una porter inofensiva y extraña dentro de la línea de BrewDog.

No participaron de esta cata: Trashy Blonde, Paradox y Tokyo.

Sobre el autor

admin
admin

Relacionados

Tu opinión

En este espacio puedes dar tu opinión. Siempre manteniendo un clima de respeto y buen trato a los demás.
Cualquier comentario que no siga esta norma, será eliminado.