Noticias


Así vivimos el Oktoberfest 2012

25 de Noviembre, 2012

Publicado en: Artículos Cultura Eventos Noticias

Oktoberfest Malloco 2012

Para los amantes de las birras es la fiesta más esperada del año. Más de 200 variedades de cerveza ofrecidas por 57 productores. La oportunidad de probar lo nuevo y volver a disfrutar de las viejas favoritas. Una instancia de conversación y aprendizaje. Una promesa que, una vez más, se cumplió solo a medias.
Nuestra experiencia en la feria cervecera más importante del país empezó con una decisión. Había que ir entre lunes y viernes. Las multitudes del fin de semana conspiran contra lo que creemos es la principal ventaja de estar frente a los responsables de nuestras cervezas favoritas: la conversación y el aprendizaje, que se hacen difíciles cuando cientos de personas se aglomeran frente a cada stand.

Los expositores no parecían pensar lo mismo, y nos llamó la atención la cantidad de cervecerías que, frente a la menor afluencia de público, simplemente decidieron no abrir o hacerlo con una oferta reducida, guardando sus energías y sus mejores barriles para sábado y domingo.

Otros bienes escasos en la fiesta de Malloco, como ya es tradición, fueron la sombra y el pasto. La gran explanada en torno a la cual se instalaron los stands era barrida por una brisa que llevaba tierra y pasto seco a los vasos.

Sobre la cerveza tenemos que decir que hubo pocas novedades, pero buenas. Sorprendió gratamente el golpe de lúpulo que fue Politik Kills, la double imperial pilsner de Rothhammer. Confirmamos las credenciales de Mossto, cuya excelente IPA (elegida la mejor cerveza chilena en la Copa de Cervezas de América 2012, CCA) era pasada por un randall para crear una variedad bautizada como extra hops.

En el stand de Szot probamos la Imperial Sticke, creada en colaboración con los jueces de la CCA, cuyo cuerpo y dulzor tal vez no eran lo más indicado para una calurosa tarde de octubre, pero vendrían muy bien en un día de invierno.

En cuanto a tendencias, está claro para dónde va la micro: con la excusa de los cambios a la Ley de Tránsito, abundaban las cervezas con ausencia o niveles reducidos de alcohol, en la línea de las cervezas light que triunfan en los mercados extranjeros.

Para olvidar: la horrible tradición de las cervezas de colores y los cerveceros que, a la hora de describir su producto, no pueden decir mucho más que ‘rubia’, ‘roja’ o ‘negra’.

Sobre el autor

admin
admin

Relacionados

Tu opinión

En este espacio puedes dar tu opinión. Siempre manteniendo un clima de respeto y buen trato a los demás.
Cualquier comentario que no siga esta norma, será eliminado.