Guía de cervezas: Estilos

Para entender mejor la mestiza casta cervecera, un pequeño árbol –por tipo de fermentación– que designa y diferencia cada estilo de birra.

Fermentación alta

Agrupa a las llamadas ales. Ocupan levaduras que reaccionan a temperaturas elevadas (de 12 °C a 24 °C) y se ubican en la parte superior del fermentador. Aquí, por lo general, dominan notas frutales, florales y dulces.

Fermentación baja

Como el nombre avisa, todo funciona más bajo: sus levaduras responden entre 7 °C y 13 °C, se posicionan en la sección inferior del mosto y el proceso es más lento, demandando, además, un reposo posterior para obtener una cerveza de estilo más limpio. Lager, bock y pilsner son sus mayores exponentes.

Fermentación espontánea

Aunque también fermentan a temperaturas altas, merecen un apartado ya que utilizan levaduras silvestres, de esas que están en el aire. Así, se genera una fermentación espontánea, que es la responsable de cervezas con un potente carácter ácido.